Por favor, o Registro para comentar las publicaciones.

Movilidad en Tres Cantos

ACTUALIDAD SOBRE LA MOVILIDAD TRICANTINA

Borja Torres Vila

Señalización viaria e infraestructura:

  1. Incumplimiento constante de la prohibición del estacionamiento en doble fila, en zonas de carga y descarga, y en los carriles bici.
  2. Dada la tendencia al comercio on-line las franjas horarias de carga y descarga en las zonas habilitadas son reducidas. Cabe destacar que la señalización en estas zonas expone (además de la señal R308) "excepto carga y descarga máximo 30 minutos de 9 a 13h y de 17 a 20h", es decir, fuera de ese horario no puede estacionar ningún vehículo; algo absurdo. Si la leyenda expusiera primero el horario y después la frase "excepto carga y descarga", entonces sí está permitido el estacionamiento fuera de la franja horaria señalada. Estas circunstancias obligan a los transportistas a estacionar incorrectamente y generan dificultades para realizar su trabajo.
  3. Existen, al menos, dos grupos de pasos de peatones regulados por semáforos en la Avenida del Parque que incumplen normativas orientadas a personas con discapacidad; se refiere al artículo 23.3 de la "Orden TMA/851/2021 de 23 de julio (BOE)" que habla de los avisadores acústicos. Algunas paradas de autobús no cumplen la normativa que dicta para este colectivo el Anexo V del Real Decreto 1544/2007 de 23 de Noviembre.
  4. Avenida de los Montes: sigue siendo peligroso el paso de peatones en el que se instaló un sensor de movimiento, el cuál a veces no funciona correctamente; el cruce con la calle Maliciosa genera conflictos al carecer de un semáforo que sustituya al "stop".

Transporte público:

Desde la reordenación de líneas en 2012 el servicio ha empeorado en los siguientes aspectos:

  1. Se ha perdido una línea de autobús a Madrid, incluyendo los servicios exprés.
  2. Las frecuencias de paso en hora punta han pasado de ser cada 15 minutos a cada 20 en la zona industrial y calles del Vado y Tagarral; a mediodía y por la tarde han sufrido el mismo cambio todas las líneas interurbanas.
  3. En Soto de Viñuelas el tiempo de espera ha aumentado de los 30 minutos a los 40 actuales o, incluso, de los 40 minutos en fines de semana a 90 minutos.
  4. Los fines de semana hemos pasado de esperar un autobús 24 minutos a 45 minutos.
  5. Se ha reducido sustancialmente el servicio en la Avenida de Colmenar, de 4 líneas que la recorrían ahora sólo coinciden 2 líneas en una parada;en la parte más cercana del polígono industrial a esta avenida se ha reducido de 3 a 1 las líneas que la recorren.
  6. Las líneas urbanas L1 y L2 han perdido frecuencia entre las 15 y 17 horas.

Recientemente el Consejero de Transportes de la CAM ha señalado que se prolongarán y mejorarán las frecuencias de las líneas L4, L5, 712 y 713; así mismo expuso que recuperar la línea 717 no se contempla hasta dentro de 1 ó 2 años, o sea, el tiempo aproximado que se tarda en disponer de un autobús desde que se realiza el pedido al fabricante hasta que se recibe.

Por tanto, podemos suponer que ya existe un proyecto aprobado y sería interesante que las administraciones se lo detallaran a los usuarios.