Nuestras preguntas y sus respuestas

En primer lugar trasladamos la inquietud de algunos vecinos y vecinas de Tres Cantos Norte, ante lo que más parece afán recaudatorio por parte del Ayuntamiento, que prefiere poner controles de la policía municipal, con las consiguientes multas , en lugar de prevenir los excesos de velocidad de los vehículos instalando la señalización obligatoria, y complementarla con algún tipo de limitador de velocidad como badenes de caucho o similar. Esto ocurre sobre todo en el tramo de la Av de los Montes, entre la sede de la policía municipal y la calle de Segovia. Nuestra preguntas al Concejal de Obras y la de Concejala de Policía son:

¿Cuándo se van a instalar las señales que el Código de Circulación obliga para conocimiento de las personas conductoras?

¿Tienen ustedes intención de asumir esta demanda ciudadana y proceder a instalar los badenes de caucho en este tramo de nuestra ciudad o por el contrario su política va a seguir siendo la recaudatoria?

Nos responde el portavoz del equipo de Gobierno diciendo que los conductores deben conocer las velocidades a que deben circular, que no tiene sentido poner badenes en el tramo señalado porque no hay pasos de peatones, y que que hay poco tráfico en esa vía.

No hace falta señalización, hay poco tráfico, tampoco hacen falta badenes…a recaudar se ha dicho, por si alguien tenía alguna duda.

 

En segundo lugar, nos hacemos eco de lo que algunos vecinos y vecinas han tachado ya de chiste, impropio de una instalación real que afecta a su seguridad. En la reciente remodelación de la Plaza Central, en el parterre frente a la empresa Konecta, está

instalado un hidrante de incendios que, si no fuera por la importancia que tiene ante un posible siniestro, que ojalá nunca ocurra, parece efectivamente de chiste. La imagen lo dice todo.

Nuestra pregunta es la siguiente: ¿Consideran adecuada la instalación del hidrante?¿Alguien del Ayuntamiento se preocupa de revisar el estado de las obras e instalaciones durante y una vez finalizadas estas?

Nos responde el portavoz del equipo de gobierno recordando a todos qu

e ese hidrante está ahí desde hace 30 años, que es revisado anualmente por el cuerpo de bomberos, está correctamente instalado y es perfectamente accesible para los bomberos en milésimas de segundo.

No preguntamos por la edad del hidrante, preguntamos por qué está semienterrado en suelo. Pero si a los bomberos les parece bien, como afirma el portavoz del gobierno municipal, poco queda que decir, cada cual con su responsabilidad.