Nuestras Preguntas en el Pleno de 29 de septiembre y sus…¿respuestas?

1. Se han dirigido a nosotros algunos vecinos y vecinas de Tres Cantos alarmados por las noticias de robos en domicilios ocurridos durante este verano. ¿Podrían informarnos de los datos reales que existen sobre estos sucesos? ¿Podrían informarnos igualmente sobre el número de casos de delitos contra la libertad e indemnidad sexual a lo largo del año?

Nos responde la concejala de seguridad dando algunos datos sobre robos en domicilios: 5, y en la vía pública:1, según información de la policía municipal, pero no los da sobre los relativos a la libertad e indemnidad sexual; solo dispone de los que facilita el Ministerio del Interior del primer trimestre, y cuando publiquen los del segundo ya nos enteraremos.

Es una pena no poder preguntar directamente al Ministerio del Interior, o a la Guardia civil, que seguramente nos daría más información que la concejala; quizá debiera reunir más a menuda a la Junta de Seguridad Local. En cualquier caso, si la concejala no dispone de información hasta que la publica el Ministerio del Interior difícilmente podrá tomar alguna medida en su ámbito de competencia para paliar estos problemas. Sorprendente.

2. Las lógicas molestias que para los vecinos y vecinas suponen las múltiples obras de remodelación que se están llevando a cabo en las calles del municipio, se acrecientan ante la incertidumbre por entender el plan que siguen dichas obras. Hoy se abre una acera aquí, que se deja abierta durante semanas; pasado se abre otra allá, mientras se cierra una tercera que no se acaba de rematar; otro día una cuarta, mientras se deja paralizada otra anterior, y así sucesivamente. Tal parece que fuera el azar, o el caos, el que determinase el rumbo de las obras, pero ya se sabe que hasta en el caos hay algún orden subyacente.

¿Nos podrían aclarar los criterios que siguen las empresas contratadas a la hora de acometer las obras, y si existe algún plan o propósito en este aparente caos?

Nos responde el portavoz del Gobierno municipal diciendo que el propósito del gobierno municipal es mejorar la calidad de vida de los vecinos, así de clarificador.

Lo breve, si bueno, es dos veces bueno, pero cuando no se dice nada, como es el caso, lo breve es dos veces malo: es una falta de respeto al que pregunta, y un modo de eludir sus responsabilidades como gestor público. Lamentable.