Un reciente informe sobre precariedad laboral, elaborado por el sindicato Comisiones Obreras en colaboración con la Universidad de Alicante, concluye que el 48% de los asalariados en España se encuentra en una situación de precariedad multidimensional, una circunstancia que se considera que ocurre cuando existe al menos una carencia relevante en el empleo que evidencia su mala calidad. Entre las carencias se incluyen la temporalidad, el salario, la jornada parcial involuntaria, la sobrecualificación, la extensión de la jornada y las jornadas laborales atípicas (turnos de noche, rotatorios o de fin de semana).

En el informe se señala que el 54% de las mujeres asalariadas son precarias, frente al 42,4% de los hombres, y también destaca que el 75% de los y las jóvenes lo son, así como el 67% de las personas inmigrantes.

El estudio arroja “una visión desoladora” del mercado de trabajo, según ha afirmado el catedrático del departamento de Análisis Aplicado de la Universidad de Alicante, Hipólito Simón, durante la presentación del informe, según el cual solo el 28 % de los asalariados no padece ninguna carencia laboral.

En palabras de Unai Sordo, secretario general de CCOO, “la precariedad no es una disfunción del sistema, sino que tiene que ver con la apuesta del modelo laboral español y tiene que ver con decisiones políticas y empresariales”.

El informe completo puede descargarse pinchando aquí