Once días después del paso del temporal Filomena nuestras calles  siguen con nieve helada y aceras intransitables, basura a medio recoger o restos de árboles tronzados, por citar tres de los problemas más comunes denunciados por los vecinos y vecinas. Detrás de este panorama se encuentra la pésima gestión de nuestro ayuntamiento.

Desde nuestra asociación manifestamos nuestra critica la actuación del consistorio que preside Jesús Moreno y le hemos pedido “una acción inmediata y contundente para poder normalizar nuestras vidas” que pase por contratar “el personal necesario, a través de la Empresa Municipal de Servicios, para la limpieza y retirada de residuos de nuestras calles”.

Continuamos señalando que “debido a la ausencia de una actuación eficaz por nuestras autoridades municipales, tanto en su faceta informativa y de prevención, como en la puesta en marcha de los recursos necesarios para solventar los problemas de movilidad de personas y vehículos, las calles de la ciudad han estado intransitables durante demasiados días. Muchas de las calles, entradas a garajes y a domicilios han sido despejadas gracias únicamente a la actitud y esfuerzo de los vecinos y vecinas que, con sus escasos recursos, han dado un ejemplo de lo que cabría exigir a quienes gobiernan el municipio”,afirmación que sostenemos gracias  a que en los últimos días hemos recibido numerosas quejas de vecinos en las que “trasladan su malestar e indignación por la pésima gestión” del Ayuntamiento y los servicios municipales.

Como ejemplo, hemos señalado que el reparto de sal que, una vez que estuvo disponible, se ofrecía desde la sede de la Policía Municipal, a una distancia infranqueable para la mayoría de los vecinos al ser imposible desplazarse con un vehículo a recogerla y menos aún caminando. Solo después de que fuera reclamado por los propios vecinos y diferentes organizaciones, entre los que se encuentra esta asociación, se establecieron otros puntos de reparto, aunque la cantidad de sal disponible ha sido claramente insuficiente.

En estos momentos, más de doce días después de la gran nevada, siguen sin despejarse numerosas aceras y zonas peatonales, así como los accesos a algunos colegios e institutos, mientras sí se han despejado con prontitud las instalaciones deportivas, una priorización poco comprensible. Tampoco se ha recogido la totalidad de las basuras que se han ido depositando en los contenedores o fuera de ellos, ni los muchos restos de ramas y hojas que, desgraciadamente, la tormenta ha desgajado de los árboles del municipio. Teniendo en cuenta las previsiones de lluvia para los próximos días, y que muchos imbornales (rejillas del alcantarillado) están taponados por nieve dura y sedimentos, el riesgo de que al fundirse la nieve se produzcan inundaciones en bajos, garajes o sótanos es muy alto.

Por ello, henos solicitado al gobierno municipal una acción inmediata y contundente para poder normalizar nuestras vidas, entre otras la contratación del personal necesario, a través de la Empresa Municipal de Servicios, para la normalización de la vida vecinal. Reclamamos asimismo un plan para que en circunstancias como la que hemos vivido, u otras semejantes que puedan producirse, se disponga de los recursos materiales y personales necesarios para dar una respuesta eficaz a los problemas que puedan ocasionarse.